martes, 27 de enero de 2009

LA BÚSQUEDA INDÓMITA DE LA VERDAD

Y sientes
como se
desgarran
las vibraciones,
a tiras,
luego
la piel,
los músculos,
roen
tu caja
torácica
y por último
y por ello
lo más importante
te estrangulan
el corazón,
a ti,
el chico
no-mundano,
el que
se fija
en cosas
que no se ven,
a ti,
el de la esencia
invisible,
a ti,
que te sentías
casi
un semi dios,
que tenías
archivo
más
de tres mil
casos,
más de tres mil
reacciones,
más de tres mil,
más de tres mil,
a ti,
que fijas y recorres
el pasado
y el presente
y casi llego
al ahora,
a ti,
que piensas
que con tu vida
ya lo has
vivido todo,
a ti,
que crees
que tu razonamiento
es el límite,
a ti,
que sólo te importan
las percepciones,
que crees conocer
todos los
sentimientos,
y nada es así,
a tí,
mejor dicho a mí,
que tengo
miedo
de las reacciones
humanas,
desconcertado
y casi en vuestro
olvido,
a mí
que pensé
que
nada
me sorprendería,
que comprendía
casi todo,
pero sé
que no soy un erudito,
a mí
que me desgarró
el pecho
un grito.


Carlos Gutiérrez H, La búsqueda indómita de la verdad

Link de descarga >
http://www.megaupload.com/es/?d=GS0E1LAY


Y las teorías una vez conocidas están para tirarlas, hasta las nuestras propias.

3 comentarios:

min0ria_absoLuta dijo...

Me gusta este poema, "muy personal". Y no solo porque hables explícitamente de tí.

Tu papelera debe estar repleta de teorías, ¿no? Yo creo que siempre hay que guardar unas cuantas en el cajón. Nunca se sabe ..

min0ria_absoLuta dijo...

¿Por qué altero el patio? :O

Así me gusta, que las guardes; aunque sea bajo la cama, o entre los trastos ^^

Isucha dijo...

me acuerdo de este poema.