jueves, 5 de febrero de 2009

LA BÚSQUEDA INDÓMITA DE LA VERDAD

Llegué
al subconsciente,
más allá
del estado,
ni dormido
ni despierto,
más allá
de aquí,
pero realmente
no comprendí
nada,
espero
que todo
haya sido
como siempre,
análisis,
información guarda
y esperando
la señal,
a veces tengo
miedo
de que no haya
más señales
para mí,
que todo
el juego
que tenía entre
mis manos
haya desaparecido,
que caiga
en picado,
triste,
sin más,
que mis cabezas
interiores
pasen hambre,
pero volví
al aquel
sitio,
oscuro,
había alguien,
no creo
que le conociese
quizá
fuese
un viaje
astral
más allá
del astral
y del viaje,
no me vi
fuera
de mi cuerpo,
quizá profundicé
en mí,
no parecía
una experiencia
mística,
es más
todo aquel
desconcierto
dolía,
pero antes
de todo esto
estuve
captando
emociones
del pasado,
más
que emociones,
visiones,
comprensiones
y con eso
basta,
supe
porqué
de
todo aquello,
no sé si
descuarticé
o le realicé
la autopsia
a aquellas
líneas
pero sabía
que eran
algo más,
una profundidad
que duele,
y así era,
había un título
en aquella
pared verde azulada
que ponía
“ No sé que profundidad”
y ahí estaba,
quizá nadie
lo comprenda.
-Y lo peor de todos es que no he utilizado metáforas -




Carlos Gutiérrez H, La búsqueda indómita de la verdad

Link de descarga >
http://www.megaupload.com/es/?d=GS0E1LAY


Hay momentos en los que tenías algo que te daba demasiado y en un momento exacto dejarte de darte, no tiene casi significado. Los momentos y los valores. ¿Dónde busco yo ahora algo?

1 comentario:

min0ria_absoLuta dijo...

¿Esa es la sensación de la qué un día habíamos hablado?

Quizás no tengas que buscarlo, quizás vaya hacía a tí ese "algo". No hay porqué ponerse nerviosos, al menos no de momento ..