miércoles, 15 de julio de 2009

S

Alguien me dijo que la piel suave no es algo especial sino que todos somos suaves desde que nacemos lo que pasa que unos cuidan más o menos su piel. Por cierto la suya era suavísima.

Entonces me percaté de que todo es igual. Todo. Todos hemos nacido bajo el gran triángulo que conformamos con el cielo y la tierra, lo que pasa que unos se dan cuenta de aquello y viven en equilibrio salvaje, los demás están asombrados por lo salvaje pero no se acercan.

3 comentarios:

min0riabsoLuta dijo...

Espero que algún día sea suave y viva en equilibrio. Soy ambiciosa, y quiero las dos cosas :)

Angus dijo...

Me gusta.

Qq dijo...

uh!, perdón... no sabía que no se admitían comentarios críticos...