domingo, 28 de septiembre de 2008

NO, SI TODO ES MUY BONITO

Creo
que
las
buenas
intenciones
resbalaron
por
los
tejados
mojados,
en un
día
cualquiera,
en el
que semen
huele
a vida,
la flor
maquillada
pero
se
marchita,
los
colgantes
reflejados
en
los iris
de los
ignorantes,
y tú,
mejor
dicho yo,
mejor
dicho
a quién
le importe
que viva,
pero yo
tengo
frío,
Septiembre
vuelve
como
yo
me marcho
de mí
mismo,
siempre,
pero
nunca
y
jamás
se masturban
mientras

piensas
en cenar
un sandwich
vegetal,
y la ropa
es
de hace
tres
días,
acumulas
sudor
y sensación
de sudor,
y quizá
si
besases
besaría
sudor
en forma
de coños,
el delirio
del
amanecer
de tu
simple
otoño,
de mi monstruoso
otoño,
de mi
vuelta
al torno,
más
que quemado,
más
que paliado
con el
cáncer
del tiempo,
no
existe,
las motas
de polvo,
las motas,
la mota,
la
moto,
todo
estúpido,
perdido
en el destino
del kanguro
boxeador,
suena
a chiste
pero
es mucho
peor
que entrar
a trabajar
dónde
nunca saliste,
la vida
es irremplazable
pero
no tiene
gracia,
he vuelto
a nada,
he vuelto
a todo,
he vuelto
a quemar
los hígados
que injurian
contra
la salud
pública,
tanto
que de
camino
a dónde
quieras
te
encuentras
camellos,
mercaderes
del subsuelo
y ansiosos
chicos
por sus
mercancías,
creo
que congelaré
mis arterías
y las disecaré
quizá
se mejor
pintar
con sangre
el resto
de los restante,
tanto
vida
como
vómitos
en tu wáter,
en mi parque,
en tu viernes
y en mi martes,
créeme
estoy
mintiendo
como
el resto
de los mortales,
no
tengo
la razón
pero quiero
tenerla,
es el ego
del humano,
el
que quiere
ser espléndido
y no
es capaz
de dejar
nada
sin atar
e irse
a la carretera,
y si me fuese
como
estoy
ahora,
con barba,
una camiseta
blanca
y con
el sudor
como escarcha,
los calcetines
y unos
calzoncillos
verdes,
créeme
ellos pasarían
vergüenza
porque
alguien
tiene
clara
su meta,
sea
cual sea,
da
igual,
nunca
nada tuvo
importancia,
a veces
te callas
por no ser
pesado
pero te pintan
como un banal,
perfecto,
prejuzgan
los cojones,
los ovarios
antes
de sentirlos
en los músculos
contemporáneos
de
estos,
cojo
aire
y vuelvo
a teclear,
paliza
tras
paliza
a las letras,
estarán
suplicando
pero
me pitan
los oídos y
no quiero
escucharlas,
qué bonito
es Madrid,
cuando
no vives
en Madrid.






Carlos Gutiérrez H.

No sé qué haré con ello, no sé que haré con la vida.

Mientras tanto os dejo el link de los dos últimos.

http://www.megaupload.com/?d=84OZCJNG

2 comentarios:

Hache dijo...

Hola Carlos, déjanos un e-mail al que te podamos escribir y hablar sobre la revista de poesía Hache ¿vale? De todos modos, te comento ya que lo que subimos al blog es lo que se puede ver (cibernéticamente hablando), la revista sólo se puede conseguir en papel.

Un abrazo y gracias por pasar por el blog.

H.

Dani dijo...

He estado leyendo tus dos poemarios (bueno, y lo que vas colgando por aquí...) y lo cierto es que me parecen muy interesantes. ¿Te importa si subimos alguno de los poemas a nuestro blog?